miércoles, 23 de enero de 2013

Una crónica llena de pasión apasionada (pero sin rigor)

Ya de pique las pasiones más apasionantes suena redundante. Afirmar que Reducto es uno de los barrios más futboleros de Montevideo es un tanto temerario. Ahora ya afirmar que Valizas es un barrio de la capital implica una falta de rigor mínimo. Y para rematar el inicio de la nota el cronista se encuentra en el bar "Mono Sapiens". 
Y me mató el "sí escucharon bien" cuando en realidad no oigo nada, simplemente leo.
 


Volviendo al rigor, sería bueno mirar bien la etiqueta de la cerveza que uno toma sobre todo si se trata de un partido "intransigente" pero casi "decisivo" en un torneo que no tiene cuartos de final.


 Y para seguir dándole un toque de color a esta joya de la crónica deportiva y del sentir uruguayo todo transcurre "en la efervescencia del sueño" donde las "cervezas son pedidas con insistencia y ciertos temblores" (se ve que la gente de ese boliche anda con el mal de Parkinson). 
Y como siempre es bueno mirar un partido de fútbol leyendo un libro, y en especial si es de "Gustavo Escaldar", esta vez en el bar "Homo Sapiens".
 

Agradezco la colaboración de Luis que me hizo llegar esta verdadera maravilla. 
Y si no me creen pueden hacer click acá.

No hay comentarios: