lunes, 17 de septiembre de 2012

El contrato del nuevo casino de Atlántida

La Dirección General de Casinos (DGC) firmará a fines de este mes el contrato con el grupo inversor argentino ICK que lo habilitará a comenzar las obras de un hotel cuatro estrellas de categoría superior con salas de juego en la playa Mansa de Atlántida con una inversión de 15 millones de dólares. Este proyecto es parte del trabajo conjunto de los ministerios de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte para crear servicios turísticos.
El hotel tendrá la categoría cuatro estrellas superior y ofrecerá una piscina climatizada, spa, salones para eventos y estacionamiento, entre otros servicios. Ocupará una manzana frente a la playa Mansa del balneario canario y se estima que luego de firmado el contrato, comenzarán las obras que insumirán 24 meses.
El director general de Casinos, Javier Cha, sostuvo que se trata de un proyecto “largamente anhelado” ya que el balneario tiene un déficit importante en el rubro hotelero.
Como en el caso del Salto Hotel Casino, la DGC trasladará la sala de juegos a la nueva infraestructura y brindará juegos electrónicos con un set de mesas de juego.
El acuerdo con el inversor privado implica que la empresa se hará cargo de la renovación completa del material de juego del casino, de los servicios periféricos, marketing y estructura de funcionamiento mientas que la DGC sólo lo opera. A cambio de eso, el Estado le paga un porcentaje de ingresos brutos anuales del 41%.
“En la medida que se desarrolla el proyecto la tecnología y el material nuevo rinde más, aumenta el rendimiento de las máquinas y al tercer o cuarto año de desarrollado del proyecto aumenta la recaudación”, dijo Cha.
La renovación integral del casino incluye la compra de máquinas nuevas e inversión en tecnológica, logística y funcionamiento. Cha adelantó que emprendimientos hoteleros similares se están estudiando para los departamentos de Tacuarembó y Paysandú, en coordinación con los ministerios de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte a fin de fomentar la instalación de servicios turísticos en las ciudades del interior y balnearios donde no existe la demanda.
El emprendimiento para la ciudad de Tacuarembó suma unos 12 millones de dólares mientras que en Paysandú se invertirán 2 millones de dólares.

Por su parte, el subsecretario de Turismo y Deporte, Antonio Carámbula, destacó la importancia de este trabajo para concretar infraestructura hotelera asociadas a la explotación de casinos mixtos en los departamentos donde faltan servicios.
“Uruguay ha tenido un gran desarrollo en materia turística con un incremento importante del número de visitantes y divisas y ello implica una gran oportunidad en la generación empleo”, sostuvo.
No obstante, el jerarca advirtió que los turistas requieren mayor cantidad de servicios. “Estamos tratando de romper la concentración geográfica en el sur y este del país, que se genere nueva infraestructura en la frontera con Brasil y Argentina y dentro de interior profundo”, enfatizó.
Como antecedentes más cercanos, mencionó los hoteles inaugurados en Rivera, donde se inauguró un hotel casino 4 estrellas con una inversión de 30 millones de dólares, los servicios hoteleros habilitados en Artigas, Paysandú, Durazno y en la ciudad de Trinidad, en Flores.
En ese sentido, reafirmó que está previsto para el próximo año un aumento importante del número de camas. En el primer semestre de este año, el ingreso de turistas registró un baja de un 1% pero al mismo tiempo hubo un incremento de divisas del 1%, en comparación con igual periodo del año anterior.
“Estamos mirando con responsabilidad la crisis internacional y algunas medidas de la región”, admitió el jerarca al tiempo que sostuvo que la cifra de visitantes (1, 8 millones) del primer semestre permiten prever una situación positiva para el resto del año.


Tomado de Presidencia

No hay comentarios: