sábado, 5 de marzo de 2011

La educación es una cosa, el Plan Ceibal es otra


Con motivo de los festejos del Bicentenario el historiador Alfonso Arias envió una nota a los responsables del Plan Ceibal para expresar su preocupación por un grave error que se está propalando entre los más pequeños en lo que refiere al 28 de febrero, fecha del Grito de Asencio, considerado el inicio de la revolución de la Banda Oriental.
Concretamente desde las páginas del portal del Plan Ceibal se afirma que "300.000 hombres se escondieron en el monte y atacaron luego Mercedes". Por eso, Arias, quien es columnista en el diario Crónicas de Mercedes, recordó que fueron apenas unos 300 hombres entre gauchos y paisanos quienes dieron el conocido Grito de Asencio.
Para Arias dado los festejos del Bicentenario y el comienzo de las clase sería deseable, dice en su carta, que se subsanara ese error, ya que además toda la población de la Banda Oriental de entonces, no alcanzaba ni siquiera a la mitad de esa cifra.
El historiador recibió de parte de las autoridades de Uruguay Educa esta alarmante respuesta: "Los productos ingresados en el Portal Ceibal no están validados por la ANEP (Administración Nacional de Educación Pública), por lo que es probable que puedan tener estos errores. Le recomendamos por tanto enviar su reclamo al sitio mencionado". 

Se puede leer esta nota en el diario Crónicas de Mercedes pinchando aquí

3 comentarios:

Alicia dijo...

Hay que embromarse con este Arias, mire que quejarse por unos ceros.

Pablo Alfano dijo...

Es lo que opino yo. Qué Importa si en vez de 300 mil fueron apenas 300, eso es dato menor che! Los pibes ahora tienen XO para equivocarse fiero con el contenido-basura que les da el Plan Ceibal!!! Y después quieren regular el contenido de la tele, ufaaaaaaaaaa

Pablo Alfano dijo...

Es lo que opino yo. Qué Importa si en vez de 300 mil fueron apenas 300, eso es dato menor che! Los pibes ahora tienen XO para equivocarse fiero con el contenido-basura que les da el Plan Ceibal!!! Y después quieren regular el contenido de la tele, ufaaaaaaaaaa