domingo, 23 de mayo de 2010

La trama de una infamia

En esta petit entrevista hay algún centro a la olla (ojo, yo quizás también lo haría, ¡cómo contenerme!) y trasunta más de lo que se dice. Por eso está buena. La entrevista, en verdad, no aporta nada en los dichos, en la enredadera de las palabras. 
Aporta sí, y mucho, en lo que no se dice y/o lo que sugiere. 
Muy buena, no por el entrevistador (esto no es un desmedro para el colega), sino por algunas declaraciones sin desperdicio del entrevistado. 

No hay comentarios: