martes, 11 de marzo de 2008

De igual a igual

No creo que la medida del gobierno brasileño sea xenófoba. Pienso que la justicia, entendida como un valor supremo, tarda pero llega. Y un poco de justicia nunca viene nada mal. Esta noticia aparecida hoy, martes 11, en Observa, es una información textual de la agencia de noticias española EFE. La crónica completa trasunta cierto dolor de parte del corresponsal de esa agencia en Brasil. Y sí, está feo que te paguen con la misma moneda.
Me gustaría ver qué pasaría si de golpe todos los gobiernos que tienen "sudacas" en España se rebelan y adoptan la misma medida. Me gustaría ver
, aunque sea un rato, a los españoles en los aeropuertos de América Latina tratados como terroristas, desnudados frente a funcionarios de Aduanas, revisados hasta el culo (no es un eufemismo) y que los requisitos mínimos para ingresar a esta tierra que conquistaron con espejitos de colores, la biblia y la pólvora, sean tener una carta de algún pariente de este lado de Sudamérica invitándolos a venir. Y que ingresen con por lo menos 4 mil euros y, como decretó el gobierno brasileño, con pasaje de vuelta, como hacen ellos.
De más está aclararle a cualquier uruguayo que los españoles vinieron acá "a hacer la América" y ahora vienen a hacer campaña electoral y a nosotros, los "sudacas", nos tratan peor que a lo perros. Alguien tiene que poner las cosas en su lugar.

Por eso, vaya este humilde homenaje al gobierno de Lula con la canción De igual a igual del disco Bandidos Rurales de León Gieco:

Soy bolita en Italia,
soy colombo en Nueva York,
soy sudaca por España
y paragua de Asunción

Español en Argentina,
alemán en Salvador,
un francés se fue pa' Chile,
japonés en Ecuador

El mundo está amueblado
con maderas del Brasil
y hay grandes agujeros
en la selva misionera

Europa no recuerda
de los barcos que mandó
Gente herida por la guerra
esta tierra la salvó

Si me pedís que vuelva otra vez donde nací
yo pido que tu empresa se vaya de mi país
Y así será de igual a igual
Y así será de igual a igual

Tico, nica, el boricua,
arjo, mejo, el panameño
hacen cola en la Embajada
para conseguir un sueño

En tanto el gran ladrón,
lleno de antecedentes,
si lo para Inmigración
pide por el presidente

Los llamados ilegales
que no tienen documentos
son desesperanzados
sin trabajo y sin aliento

Ilegales son los que
dejaron ir a Pinochet
Inglaterra se jactaba
de su honor y de su ley


No hay comentarios: