martes, 15 de enero de 2008

Vacunas para el optimismo, marca Julio María vendo urgente por viaje

Ser la mayoría del Partido Colorado no es gran cosa. Para hacer un "magnífico" acto que desborde la casa de los colorados se necesitan poco más que los ocho televidentes de Sánchez Padilla. Y encima se "llenó con jóvenes convencionales recién electos". Eso sí en un acto de honestidad brutal el forismo aclaró que fueron "8 convencionales juveniles" (¡Grande Estadio Uno!). Muchachos terminaron las fiestas, achiquen un poco con la sustancia. En serio.

No hay comentarios: