miércoles, 5 de diciembre de 2007

Hoy iba a ser un gran día

Hoy prometía ser un gran día. El ex dictador Gregorio "Goyo" Álvarez y los capitanes de navío (reitrados) de la Armada Jorge Tróccoli y Juan Carlos Larcebeau iban a ser procesados con prisión por la desaparición forzada de al menos 18 personas en los "vuelos de la muerte" ocurridos entre 1976 y 1977.

La fiscal Mirtha Guianze pidió el procesamiento de Álvarez, en su calidad de comandante en jefe del Ejército de aquella época, por el delito de desaparición forzada, considerado aún más grave que el homicidio. Esta mañana el abogado defensor del ex dictador, Carlos Curbelo Tammaro, presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que creó ese delito.

Frente a esta nueva chicana jurídica, el juez penal Luis Charles no tuvo otra opción que admitir el escrito y ahora lo presentará ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Esto significa que el procesamiento de Álvarez quedará, en el mejor de los casos, para febrero, ya que en enero hay feria judicial.

Hoy fue la cuarta vez que Álvarez compareció ante la justicia en el marco de la megacausa de los "vuelos de la muerte". Hace un mes, el 5 de noviembre, el ex dictador declaró ante el juez Charles desconocer la existencia de estos vuelos clandestinos. Pero Guianze advirtió en su pedido de procesamiento "el propósito de los autores de los ilícitos, de ocultar las pruebas sobre la desaparición".

Hoy iba a ser un gran día, pero no lo fue. De todas formas, me pareció divertida la tapa de La República donde se mezcla la comparecencia del "tirano" con una noticia sobre los astronautas en el espacio: ensayaron 10 posturas del Kamasutra y gozaron sólo en cuatro.

No hay comentarios: